Servicio de Afinación de Pianos

Afinar pianos es un arte, porque cada piano necesita un cuidado especial.

Ofrecemos un servicio de afinación profesional, sustentado por años de experiencia, tecnología, amplios conocimientos científicos y la reciente Certificación del Técnico Afinador Juan Alberto Schultis, como RPT (Registered Piano Technician) por la Piano Technician Guild en los (EEUU), siendo el primero y el único Técnico en obtener esa Certificación en Argentina.

Luego de años de investigación, incorporamos un sistema avanzado de afinación: El Reyburn Cyber Tuner, que nos permite brindar un servicio de excelencia a pianos para conciertos, salas de grabación, conservatorios; y particulares, tanto músicos profesionales como aficionados.


Servicio de Afinación de Pianos

¿Cada cuánto tiempo es conveniente afinar el piano?

El piano, al estar construido con diversos materiales como maderas de distinto tipo, acero, hierro, paños, resortes, cuerdas, etc., sufre cambios y puede modificar el tono al registrarse cualquier alteración en las condiciones meteorológicas como la temperatura y la humedad. Por estos motivos, es necesario tener en cuenta la sensibilidad del instrumento al momento de su ubicación. Otras de las causas que intervienen y afectan la afinación es el uso que se le dé. El que un piano no se use no es para nada sinónimo de que permanezca afinado. Para mantenerlo en óptimas condiciones, un piano hogareño debería afinarse entre una y dos veces al año como mínimo, mientras que en uno de concierto es aconsejable realizar el ajuste antes de cada función o grabación.


Por consultas, los invitamos a contactarse a través de nuestro formulario de contacto y responderemos a la brevedad.

8 + 3 =

Afinación en La 440

Por que se desafinan los Pianos (Más rápido que otros)

Por: Ernie Juhn, RPT.  División Long Island – Nassau

PIANO TECHNICIANS JOURNAL, marzo de 1989.

En primer lugar, hay que señalar que en las salas de conciertos, los pianos se afinan antes de cada concierto, y a veces incluso durante el mismo. Es normal que un buen estudio de grabación tenga un afinador de pianos trabajando durante las sesiones de grabación. También cabe mencionar que los violinistas afinan las cuatro cuerdas de su violín más de lo que tocan. Entonces, ¿por qué a los pianistas (y algunos afinadores de pianos) les cuesta creer que los pianos, con más de doscientas cuerdas, necesiten afinación frecuente?… Seguir leyendo

 

Afinación en La 440

La afinación a 440 c.p.s.

Si bien hoy es un estándar que un piano se afine a 440 c.p.s. (ciclos por segundo), es muy común en nuestro país encontrar instrumentos que están medio tono e incluso un tono abajo. Técnicamente, un piano afinado a 440 c.p.s. está sometido a una tensión de alrededor de 18 toneladas y tal vez por esa razón se ha extendido el falso temor de que puedan romperse las cuerdas o el arpa al afinar. Sin embargo, no hay ninguna razón para no afinar según esta convención ya que los pianos modernos – y se considera modernos incluso a los construidos a finales del siglo XIX – están preparados para soportar las tensiones explicadas anteriormente. Algunos pianos con cuerdas oxidadas o clavijeros que se encuentran en muy malas condiciones, son los que se resisten más a ser subidos de tono yno los debemos forzar, es aconsejable afinarlos al tono en que se encuentran.

Historia de el “la” a 440 c.p.s.

El sonido puede medirse por la cantidad de vibraciones que genera en un segundo. En la actualidad, y tal como lo explicamos anteriormente, la afinación a 440 c.p.s. es la más difundida pero esto no siempre fue así. En el siglo XVII se acostumbraba asignar al La una frecuencia de 403 vibraciones por segundo en música de cámara. Grandes compositores y músicos del siglo XVIII utilizaron un diapasón de horquilla tomando como referencia de afinación 422.5 c.p.s. Giuseppe Verdi fue partidario de un La en 432 c.p.s. tomando a la voz humana natural como eje. En el siglo XIX se intentó una convención de 435 c.p.s. En Europa las afinaciones hasta 1933 variaban mucho de unos países a otros: en Francia se usaba 374, en Alemania 567, también fue muy usual afinar a 404. En busca de un sonido más brillante se estandarizó la afinación del La a 440 c.p.s. La tendencia, que no deja de generar polémica, sigue siendo ascendente y hay orquestas que afinan a 441 o 442 c.p.s, con entusiastas y detractores. Afinamos con frecuencia pianos para artistas de tango, y si es usado con bandoneón solicitan una afinación de 442 c.p.s. Es más, en mi viaje de investigación a Italia, pude comprobar que hay orquestas que afinan a 445 c.p.s.